En México, cualquier relación patrón-trabajador involucra una serie de artículos -derechos y obligaciones- que están plasmados en la Ley Federal del Trabajo (LFT) y en la Ley de Seguro Social. La industria de la construcción no está exenta de esto, e incluso, al ser considerada una actividad de alto riesgo, tiene particularidades específicas.

A pesar de que la industria de la construcción está fuertemente ligada a lo impuesto por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para procurar la salud y bienestar de trabajadores y trabajadoras, se estima que en el territorio mexicano entre el 85 y 90% de los albañiles no cuentan con ningún tipo de seguridad social. Lo cual representa un abuso a sus derechos.

Es por lo anterior, que en BPC nos especializamos para que las empresas dedicadas a la construcción cumplan con sus obligaciones patronales, dando una asesoría profesional, cercana y oportuna; así como información necesaria para que cualquier persona sepa lo que debe considerarse al adentrarse a este mundo.

Ley de Seguridad Social para la industria de la construcción

De acuerdo al artículo 15 de la Ley del Seguro Social, todos los patrones están obligados a lo siguiente:

  • Registrarse como patrón y a sus trabajadores ante el IMSS
  • Llevar registros de nómina y conservarlos durante 5 años
  • Determinar cuotas obrero-patronales
  • Permitir inspecciones y visitas
  • Cumplir con obligaciones relacionadas al seguro de retiro
  • Pagar cuotas obrero-patronales para que los trabajadores cuenten con seguridad social incluyendo: riesgos de trabajo, enfermedades y maternidad, retiro, guardería y otras prestaciones sociales
  • Presentar una relación mensual de los trabajadores de la construcción ante el IMSS (después de 5 días iniciada la obra y una actualización bimestral)

“Tratándose de patrones que se dediquen en forma permanente o esporádica a la actividad de la construcción, deberán expedir y entregar a cada trabajador constancia escrita del número de días trabajados y del salario percibido, semanal o quincenalmente, conforme a los periodos de pago establecidos, las cuales, en su caso, podrán ser exhibidas por los trabajadores para acreditar sus derechos.”

Además de lo anterior, debe considerarse que la construcción es calificada como una actividad de mayor riesgo (Clase V). Lo cual significa que la prima para cubrir con su seguro social es más alta, para que el IMSS pueda cubrir cualquier eventualidad. Esto se calcula de acuerdo a la Prima de Seguro de Riesgo en el Trabajo.

¿Quién está a cargo del cumplimiento del seguro social de los trabajadores?

En algunas ocasiones, dependiendo de la dimensión y organización de trabajo de la empresa en cuestión, se cuenta con contratistas o subcontratistas que se encargan de que una obra se ejecute correctamente. Estas personas se involucran también en la contratación del personal adecuado para las tareas a realizarse en una construcción.

Sin embargo, de acuerdo a la Ley de Seguridad Social, son los propietarios de las obras quienes están a cargo de cumplir con las obligaciones obrero-patronales. En caso de que se cuente con un contratista o subcontratista, esa persona podrá hacer los trámites y presentar la información necesaria, pero el responsable seguirá siendo el dueño de la construcción.

¿Cómo dar de alta a las personas en el Seguro Social?

El proceso es sencillo, solamente consiste en tres pasos:

  1. Tener una cita en una oficina del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)
  2. Llevar lleno un formato de inscripción al IMSS por cada trabajador. Para ello se necesita contar con la siguiente información:
    • CURP, RFC, nombre completo, domicilio, lugar y fecha de nacimiento, y firma de la persona que será contratada
    • RFC, número de registro patronal, firma del patrón, denominación o razón social, ubicación del centro de trabajo
    • Salario
    • Tipo de contrato y tipo de salario
    • Fecha de ingreso
  3. Considerar que a la cita deberá de acudir el patrón, representante legal o persona con un poder notarial que le permita firmar documentos oficiales

Obligaciones específicas para las obras

A parte de cumplir con lo mencionado anteriormente, la industria de la construcción también debe cumplir con lo estipulado en el Reglamento del Seguro Social Obligatorio para los Trabajadores de la Construcción por Obra o Tiempo Determinado (ROTIC). Estos lineamientos fueron publicados en el Diario Oficial en 1985 con el único propósito de regular y dar seguimiento puntual

Dentro de las obligaciones obrero-patronales a cumplir se encuentra lo siguiente:

  • Tener un registro patronal
  • Hacer un reporte bimestral sobre la obra en cuestión
  • Registrar la obra, sus incidencias y terminación de las mismas usando el sistema SIROC del IMSS
  • Dar avisos de incidencias en las obras en caso de ser necesario, también por medio de SIROC
  • Contar con un contrato con cada subcontratista para asegurar el cumplimiento de obligaciones patronales (tales como el registro de los trabajadores ante el IMSS, pago de cuotas, etcétera)
  • Solicitar cada mes una opinión de cumplimiento emitida por el SAT

Beneficios de estar inscrito en el IMSS

Aunque parezca que el dar de alta a las personas en el Seguro Social, así como cumplir con las obligaciones obrero-patronales es mucho trabajo. En realidad se obtienen beneficios para ambas partes: tanto quienes contratan, como a los  contratados.

En el caso de quienes contratan, al cumplir adecuadamente con las obligaciones estipuladas por la ley, la nómina es deducible de impuestos. Además se aseguran de que, en caso de que pase cualquier eventualidad, estarán cubiertos y podrán brindar un servicio de salud y protección social adecuado a la gente.

En este sentido, las personas contratadas al ser inscritas en el IMSS, tienen derecho el recibir atención y prestaciones, por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social y del INFONAVIT.

Entre tanta información, el cumplir con las obligaciones obrero-patronales puede llegar a parecer un proceso tortuoso y lleno de detalles, por lo que se recomienda que las empresas, específicamente aquellas dedicadas a la construcción, cuenten con un asesoramiento y acompañamiento especializado para cumplir en tiempo y forma. Si estás interesado en este u otro servicio, no dudes en ponerte en contacto con BPC Consultores, especialistas en la administración y gestión de trámites para la construcción.

Leave a Reply